Modos de prácticar el racismo canino

En el mundo canino existe multitud de razas creadas tras selección y muchos otros perros mestizos. Todos con necesidades de aprecio, cariño y respeto. Y todos ellos de gran valor y con la característica tan especial del amor incondicional. Hemos oído muchas veces de racismo frente a perros negros, que son más difíciles de adoptar por ejemplo pero…

Muchos grupos, aunque no lo creáis, sufren también de racismo. Entendamos racismo como “características que estigmatizan a diversos grupos de perros, a los cuales por no pertenecer a determinadas razas se les priva de situaciones o estados positivos que al haber sido de otra raza las hubiera conseguido y disfrutaría de éstas”.

Ejemplo: “quiero un perro tranquilo y obediente, que sepa comportarse en casa” -> me buscaré un labrador. De este ejemplo se deriva lo siguiente: todos los labradores son tranquilos por naturaleza. INCORRECTO: un perro será lo que tú lo eduques. Porque en la realizad existen labradores extremadamente nerviosos como tranquilos. Hay multitud de casos en los que una familia se busca un labrador porque será tranquilo “por naturaleza” y luego lo abandona por ser nervioso o activo…

Con esto quiero dejar claro lo siguiente, tal como en “los caucásicos” o en “los negros”, habrá personas más nerviosas o personas más tranquilas, y esto siempre será temperamentalmente hablando. Por lo que lo que nos diferenciará será la apariencia física pero para nada la raza, sino el individuo. Existirán unas aptitudes u otras a potenciar o reducir, pero será la experiencia conductual la que determine el final. Esto, es totalmente derivable a los perros. Pero al parecer no queremos darnos cuenta y hacemos lo siguiente: clasificar. Ejemplo: los pastores belga malinois son dominantes, agresivos, muy difíciles, … INCORRECTO. Los pastores belga malinois, como los labradores, como los chihuahuas serán lo que tú quieras que sean.  Tendrán ciertas características físicas, totalmente clasificables, pero clasificar inicialmente según carácter es imposible, ya que gracias a multitud de estudios científicos sabemos que es modificable y solo creado a través del aprendizaje… Partiendo de aquí, ocurre igual con los PPP… ¿Acaso un bull terrier no puede convivir en casa? Con niños, otros perros, otros animales… ¡pues claro! ¡Basta ya!. Ellos también se merecen una familia que les quiera y la oportunidad de una educación digna. Todos, todos, aprendemos del mismo modo, y todos tenemos las mismas capacidades. Incluso las personas y los perros, sí.

Pero desgraciadamente, hablando del pastor belga malinois, que es una raza con la que convivo desde hace muchos años y de los que tengo la suerte de estar siempre rodeada… Puedo decir, que la mayoría opina y seguirá opinando que son solo para trabajo, para estar en un canil casi las 24h al día, que son imposibles de “dominar” etc. etc. Pero del mismo modo, por desgracia, habrá personas que seguirán opinando “que ciertas personas por sus características físicas diferenciales no son capaces de hacer algo”.

Está todo muy relacionado, sí,  finalmente son creencias sociales creadas por las personas, y que espero que sea sin darnos cuenta, porque estigmatizamos y le negamos a un ser vivo a formar parte de nuestra familia o sociedad como uno más, igual al resto y con las mismas posibilidades o quizás mayores.

 

FOTO

Unai con Suli, perrita de Alerta Médica, de raza Pastor Belga Malinois.

Autora: Isabel Cárdenas Cárdenas. Licenciada en Psicología, Educadora Canina y Adiestradora de perros de alerta médica en ISARA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *